José Materán: “Sería un gran honor integrar el equipo nacional de mi país”

0
1035
El alero que vive su primera experiencia internacional con Bahía Basket (Argentina) apunta a la selección mayor venezolana en el corto plazo / Prensa Bahía Basket

Colaboración de Emanuel Niel (@ManuNiel)

BAHIA BLANCA, ARGENTINA.- De perfil bajo. Respetuoso, callado y observador. Le cuesta desestructurarse ante las bromas que hacen los otros integrantes del plantel del Bahía Basket de la Liga de Desarrollo en Argentina; quizá por falta de confianza, tal vez por su forma de ser.

Al tercer o cuarto chiste, se larga a reír como un adolescente, como lo que es, pese a su mirada madura y al gran paso que ha dado en su carrera deportiva, armando los bolsos y tomando la decisión de querer crecer fronteras fuera de Venezuela. Ya no es más el José Materán de Marinos, ahora, le guste o le pese, no le interesen los reflectores o la repercusión en la prensa, es un embajador de Venezuela.

Luego de las formalidades del caso, y algún comentario de este cronista buscando romper el hielo, la entrevista da inicio, y José vuelve a ser ese hombre concentrado, de esos que no abren la boca porque el aire es gratis, sino porque ha meditado cada palabra antes de exteriorizarla. La sospecha se vuelve certeza: es un joven que toma con seriedad y mucho respeto lo que hace.

 

¿Cómo se dio esto de dejar Venezuela y venir a Bahía Blanca?
“Todo esto fue gracias a Germán Gabriel, que tuve la oportunidad de jugar con él allá en Venezuela, en Marinos de Anzoátegui. Él es quién quiso ayudarme. Me puso en contacto con su agente. Lo conocí en España donde estuve con la preselección de mi país, y ahí se pusieron en contacto con “Pepe” Sánchez (exjugador y ahora cabeza del proyecto Bahía Basket) y por eso estoy aquí”.

 

¿Qué referencias tenías de Bahía Basket antes de venir?
“Que es un equipo con el mejor proyecto de juventud de toda América, y que apuesta a la juventud, y que es un equipo totalmente de formación”.

 

Y cuando te dijeron que estaba esta chance, ¿Dudaste? ¿Qué te sedujo de la idea?
“No lo dude. De una vez acepté, porque lo que me sedujo es que aquí es un equipo en formación y yo lo que quiero es ser mejor jugador. Convertirme en un mejor jugador. Sé que tengo muchas cosas que mejorar, y no hay mejor lugar que hacerlo que Bahía”.

 

Y que el “Ché” García sea bahiense, ¿Ayudó?
“Sí (risas) le comentaron que yo venía. Habló con Pepe. Estuvieron hablando mucho. Al “Ché” lo vi aquí cuando vino (el pasado jueves 19 de enero, Quimsa enfrentó a Bahía Basket) me dijo que estaba muy contento que estuviera aquí, que sabe cómo es el trabajo aquí, y de verdad estaba contento”.

 

¿Qué vienes a buscar puntualmente?
“Además de mi desarrollo, vengo a buscar lo que todo basquetbolista quiere: jugar. Yo quiero jugar en el primer equipo, hacerme un puesto en la liga de Argentina, y en un futuro, no sólo aquí en Argentina sino mirar otras fronteras, otro básquet de mejor nivel, y sin límites”.

 

Hiciste los bolsos, avión, viniste y… ¿Con qué te encontraste?
“Me encontré con buenos compañeros. Jóvenes todos y de gran nivel. Eso me sorprendió mucho. Jugadores tan jóvenes, de mi edad o menores, tienen un gran nivel. Todo el mundo aquí es muy atento, muy amable, y de verdad me siento muy cómodo estando aquí”.

 

¿Cómo viene la adaptación?, Porque estás hace muy poco aquí en Bahía Blanca.
“Apenas hace dos semanas llegué. La adaptación ha sido rápida. No voy a decir que estoy 100% adaptado, pero gracias a mis compañeros que son buenas personas, y gracias a los entrenadores, puedo decir que ya me estoy adaptando a los entrenamientos y al estilo de vida”.

 

¿En qué se diferencian los entrenamientos y los juegos en relación a Venezuela?
“Aquí se respetan mucho los sistemas. Se apuesta mucho al tiro de tres puntos, al extra pase. Allá en Venezuela es más uno contra uno, y aquí se hace mucho énfasis en la defensa. En la defensa fuerte. Y eso es lo que más me ha costado adaptarme, porque aquí la defensa está en otro nivel. Eso te lleva a jugar a otro nivel, y así todo sube, y ahí está la diferencia”.

 

Estás pensando en integrar el equipo mayor de Bahía Basket. En insertarte más en los sistemas. En seguir mejorando… ¿Te queda tiempo para pensar en la selección mayor de Venezuela?
“No, ya tuve mi primera experiencia y estoy atento a la segunda. No me importa si es mañana o dentro de dos años. Es mi país y siempre voy a querer representarlo, y más si es en categorías mayores, y más con el trabajo que han venido haciendo; campeones de América, jugando Juegos Olímpicos. La verdad es que sería un gran honor con mi juventud integrar el equipo de la selección nacional de mi país”.

Materán formó parte de la Gira de Preparación de la Selección Mayor previo al Suramericano 2016 / Oscar Ribas Torres

 

¿En qué jugadores de esa selección mayor te reflejas o los tomas de espejo para crecer?
“El alero José Vargas, que es de mi posición. También jugué con él en Marinos de Anzoátegui. Gran persona. Es un jugador que toda su vida ha trabajado duro, que nadie le ha regalado nada, y siempre juega fuerte. Tiene carácter. Es un líder en la cancha y yo me reflejo en él, en su trabajo. Ahora está en Argentina también jugando (en La Unión de Formosa) y ya está viendo sus frutos”.

 

¿Cómo te definirías como jugador?
“Me gusta mucho leer el juego. Tirar buenos tiros. Buscar la mejor opción. Defender… mi juego se basaría en eso; en respetar los sistemas hasta que consigamos el mejor tiro, y lanzar”.

 

¿Un deseo para este año?
“Que todo sea como Dios quiera. Él ya decidió. Él obra por nosotros”.

 

Por último, la pregunta más difícil… mano a mano, ¿Qué es mejor? ¿El mejor plato típico venezolano o el asado argentino?

Con este interrogante volvió a aflorar el adolecente que aún guarda rasgos de niño y que vive en algún rinconcito de ese 1.96… al menos por unos instantes… 

(risas)“¡Qué pregunta difícil! (risas nuevamente) pues ya tuve la posibilidad de probar el asado, y el asado de aquí no se compara al de allá, pero me quedo con mi plato criollo: pabellón; que es carne mechada, caraotas, huevos, arroz, tajadas… me quedo con eso, pero el asado de aquí es mucho mejor al de allá”.

El entrenador Mauro Polla llama a todos los jugadores al centro del parquet. La práctica concluye y en algunas horas el primer equipo se medirá ante Gimnasia Indalo, en un cotejo que será transmitido hacia todo el mundo por una señal televisiva especializada en deportes y en el que Materán formará parte de los 12 jugadores inscritos por el técnico Sebastián Ginóbili, con victoria para los suyos, pero no vio acción.

José, junto con sus compañeros, emprende rumbo hacia el vestuario, con su ilusión a cuestas, la convicción como estandarte, y una madurez avasallante que sin lugar a dudas le permitirá seguir creciendo.

Dejar respuesta