Barquisimeto.- La Federación Venezolana de Baloncesto, representada por su presidente José Carmelo Cortez realizó una rueda de prensa en el Domo Bolivariano de Barquisimeto, en la que hizo anuncios importantes en relación a la próxima campaña de la Liga Profesional de Baloncesto y el futuro inmediato de la disciplina.

Cortez, que estuvo acompañado por Oswaldo Narváez, Director de Selecciones Nacionales y Pedro Raga, Director de Eventos, ratificó que la LPB deberá adaptarse al dictamen de FIBA y adelantar su calendario que ahora deberá iniciar en octubre.

“El año próximo inician las eliminatorias para el Mundial 2019 con un formato de ventanas en ida y vuelta. Por eso acordamos que para la próxima temporada la LPB tiene como tope iniciar el 15 de octubre. En virtud de los compromisos internacionales de la selección nacional, hay que detener en varias oportunidades el torneo. Además, tenemos tres equipos que participarán en la próxima Liga de las Américas. Es pertinente ajustarse al calendario FIBA”, dijo Cortez, quien también habló acerca de la reducción del cupo de extranjeros por equipo, a dos, para la venidera zafra.

Oswaldo Narváez tomó palabra y explicó de manera general, los beneficios que podría traer la reducción de fichas extranjeras al baloncesto venezolano.

“Lo de los dos extranjeros beneficia en primer plano a 10 jugadores criollos que podrán tener más minutos. Sin lugar a dudas, la rotación criolla de cada equipo está obligada a tener una mayor profundidad”, declaró Narváez, quien tiene un rol importante en la evolución que ha experimentado el básquet en el país y a nivel internacional.

“Vamos encaminados hacia la élite y necesitamos que todos podamos apuntar hacia el mismo lado. Tenemos un equipo en los Juegos Olímpicos, otra selección con grandes posibilidades, la liga debe aportar aún más en esta evolución”, agregó Narváez.

En ese sentido, Cortez también tocó el tema de la ficha de los jugadores, figura que ya no se utiliza en ningún lugar del mundo, solo en la LPB.

“Queremos sentarnos a negociar con los dueños de equipo porque lo correcto es que los jugadores tengan sus contratos y no que se vean atados a una organización por ese tema de la ficha. Eso en la actualidad es ilegal. Pensamos que eso se debe acabar”, explicó el directivo.

 

La imagen también es tarea pendiente

Otro de los puntos a tratar durante la rueda de prensa fueron en relación a la imagen de la LPB.

Inicialmente se habló acerca de la modificación de los estatutos de uniformidad debido a que cada camiseta de los equipos integrantes de la liga debeN tener obligatoriamente el apellido del jugador acompañando al dorsal numérico y el nombre del equipo, estado o ciudad en la parte posterior de la camiseta.

A su vez, se habló de la violencia que una vez más exhibieron algunos gimnasios del país.

“No queremos pasar por alto la preocupación por la violencia que existe en los gimnasios. Violencia que a veces comienza por los mismos jugadores. Hay que tomar medidas, siempre pensando en que es un espectáculo para la familia y los fanáticos”, dijo Cortez, quien no olvidó alabar el formato utilizado por la LPB en este 2015 y felicitar a Cocodrilos de Caracas por la obtención de su sexto título.

 

Crédito fotográfico: Edison Suárez

Dejar respuesta